Proyecto de Cáritas en el Perú rural. Abancay, Perú

Allí donde no llega la electricidad, la vida se sigue abriendo camino. Sus habitantes se adaptan a las normas naturales y experimentan otras formas de vida totalmente desconocidas para los que habitamos la jungla de asfalto. Gentes rudas, fuertes, sabias y extremadamente amables y generosas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s